En ella encontrarán toda la información sobre las actividades desarrolladas por el ACDC de la Universidad de La Laguna (Tenerife) en relación con nuestros intereses: la divulgación científica, el análisis objetivo de las pseudociencias y la difusión del pensamiento crítico.  
Síguenos
Escépticos en el pub (Canarias)
Nuestra Universidad
Nuestra web hermana

La página web de los Cursos Universitarios Interdisciplinares de Extensión Universitaria “Ciencia y pseudociencias” de la Universidad de La Laguna
Petición

Pide que los remedios homeopáticos indiquen que su eficacia no está demostrada
El ACDC se adhiere

¡Fírmalo tú también!
No al recorte del Presupuesto en I+D
Otras Opciones
· Galería de Imágenes
· Consultas
· Encuestas
· Buscador
· Recomiéndenos
· Tu Cuenta
Usuarios Registrados
Nombre de usuario

Contraseña

Si todavía no tienes una cuenta, puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como enviar comentarios en los artículos o recibir información de nuestras actividades.
Grandes libros de la ciencia (y 3)
 

Ayer, 23 de abril, se celebró en todo el mundo el “Día Internacional del Libro”. En conmemoración de dicha efeméride reproducimos a continuación el tercero de una serie de tres artículos acerca de algunos de los grandes libros de la ciencia, escrito por el Dr. José María Riol Cimas, Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de La Laguna y miembro del Aula Cultural de Divulgación Científica. El artículo se publicó en el periódico “La Opinión de Tenerife”, y está disponible en su formato original en la sección “Biblioteca” de esta página web.

Grandes libros de la ciencia (y 3).

Concluimos el breve recorrido, en tres artículos, por algunos de los grandes libros de la historia de la ciencia.

Sobre las revoluciones de las esferas celestes (De revolutionibus orbium coelestium, 1543).


En 1543, un polaco de setenta años llamado Mikolaj Kopernik (Nicolás Copérnico, 1473-1543) daba a la imprenta, poco antes de morir, una obra en la que se expulsaba a la Tierra del centro del universo, el lugar atribuido hasta ese momento, para ser sustituida por el Sol. De revolutionibus…, el libro en cuestión, vendría a revolucionar la Astronomía y el pensamiento del momento al proponer un universo heliostático y heliocéntrico, en el que la Tierra pasaba a ser sólo un planeta más de los que giraban alrededor del Sol. Justamente lo contrario de lo que indicaba el sentido común, pues todo el mundo en aquellos años sabía que la Tierra estaba quieta, y era el Sol el que se movía a lo largo del día, de este a oeste, por encima de sus cabezas...



En su obra, Copérnico atribuye a la Tierra un movimiento diario de rotación sobre su eje y otro anual alrededor del Sol. Además, fija el orden real de los planetas a partir de nuestra estrella, frente a la incierta disposición establecida por Tolomeo. Los planetas y todas las estrellas dejaban de girar alrededor de la Tierra por imperativo de la razón, sólo nos quedaba la Luna. La teoría copernicana, aún alejándose todavía mucho de la realidad, pues el Sol no era el centro del universo, significaba un paso de gigante en la historia de la humanidad.

Diálogo sobre los dos principales sistemas del mundo (Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo, tolemaico e copernicano, 1632).

Galileo Galilei (1564-1642) fue amonestado por la Inquisición en 1616 y se le prohibió defender públicamente las ideas de Copérnico, hasta que, ocho años después, obtuvo licencia papal para discutir las viejas ideas de Tolomeo y las nuevas de Copérnico sobre el sistema del universo, pero sólo planteando ambas como meras hipótesis. El resultado llega en 1632, y es la obra Diálogo..., presentada como una conversación entre tres personajes (Salviati, el copernicano; Simplicio, el tolemaico y Sagredo, un hombre conciliador que intenta comprender a los dos).

Las pruebas favorables al sistema copernicano son demoledoras, pero los jesuitas del entorno del Papa no las aceptan, y llegan a decir que las conclusiones expuestas en el libro tendrán peores consecuencias para el sistema establecido que las enseñanzas de Lutero y Calvino juntas (aquí no se equivocaban); incluso convencen al Papa de que Simplicio, un obtuso personaje, no es más que su propia caricatura, lo que provoca la ira de Urbano VIII, en una reacción muy poco cristiana.

Galileo, un hombre de sesenta y nueve años, es sometido a proceso inquisitorial y obligado a abjurar de todo lo que ha defendido a lo largo de su vida. Sólo así conseguirá evitar la muerte, aunque será condenado a cadena perpetua, pena que verá conmutada por el arresto domiciliario para el resto de su vida en su casa de Arcetri, en Florencia.

Philosophiae naturalis principia mathematica (Principios matemáticos de la filosofía natural, 1687).

En la obra, Isaac Newton (1642-1727) expone las tres leyes del movimiento: la de la inercia, la de la proporcionalidad del cambio de movimiento con la fuerza motriz aplicada (impresa la denominaba él) y la de la acción y la reacción. Además, en la última parte, expone la Ley de la Gravitación Universal, según la cual dos cuerpos se atraen con una fuerza directamente proporcional al producto de sus masas, e inversamente proporcional al cuadrado de su distancia.

Las leyes de Newton siguen siendo válidas, en líneas generales, para la astronomía contemporánea. Newton estaba tan convencido de la exactitud de sus leyes y de su cálculo que, en la introducción a la Ley de la Gravitación Universal, escribe sin ambages: "Demuestro ahora la estructura del sistema del mundo". No debe sorprender que el propio Pierre Simon Laplace, el otro gran astrónomo y matemático, casi un siglo más tarde, confesara que envidiaba al científico inglés, porque sólo había un mundo para descubrir y Newton ya lo había hecho. Él fue el responsable último, en su búsqueda de la verdad racional, de la eliminación, científica y definitiva, de las viejas teorías sobre el universo.

Figura: Los Principia, de Isaac Newton, en un sello de correos de Gran Bretaña de 1987. La imagen de este sello de correos se ha utilizado exclusivamente con fines docentes y divulgativos, sin ánimo de lucro.

Categoría: Publicaciones Recomendadas.

JMRC.
ACDC. 24Abr2014.


Enviado el Jueves, 24 abril a las 08:56:34 por divulgacioncientifica (1639 lecturas)
 
Opciones

 Imprimir  Imprimir                

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

"Usuarios Registrados" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor